La chispa - Kiko Veneno


Esta es la explicación que hace Kiko de su canción.. :
Debió ser en 2002 o en 2003 cuando pinché en el corcho de mi estudio casero (las paredes están todas forradas de planchas de 2 mm) el siguiente letrero: SALTA LA CHISPA / PERO HAY QUE SOPLAR. Es como lo que decía Serrat que se me quedó tan grabado, “que la inspiración te coja trabajando”. En cambio Picasso parecía no necesitar de nada de eso, él no buscaba, encontraba. No todos los escritos del corcho del estudio son míos, a veces aparecen frases misteriosas que me acompañan durante años y ya ni recuerdo de dónde han salido, tengo colgadas cosas que me han escrito la gente, tan bonitas, que creo que nunca las voy a quitar, y de vez en cuando escribo alguna idea a la que veo futuro y la pincho ahí, a ver si cría, a ver si viéndola y viéndola se esponja, se estira y va a parar a algún sitio.

La chispa salta, como la rana, como un duende, a veces cuando menos te lo esperas, pero normalmente, cuando el ambiente está caliente, y la inquietud de que algo va a salir, algo que quieres decir, se está incubando. Me dormí tantas veces en los laureles de la chispa, con pensar las cosas a veces te crees que ya están hechas... Es verdad que la idea previa que te ilumina es importante, pero llega un momento en que se te empiezan a ir las cosas, me estaba dando cuenta, y me escribí este letrero para recordármelo, comerás gloria pero te van a conocer por lo que obras (uf, como afloran los doble sentidos), hay que estar pendiente de la faena, que decía mi tío Ramón.
Hace unos tres años un día me cogió inspirado y escribí de un tirón la retahila esa de la oreja caliente y la mosca en la frente. Cuando terminé, miré la pared y ahí estaba esperando el estribillo, me cuadró y lo metí. Empecé a cantarlo, y bien, pero al cabo del tiempo me di cuenta de que algo no me gustaba, no me sonaba bien. A los pocos meses por fin vi lo que se me había pasado: las palabras sueltan lo que tienen, aunque tú no te des cuenta , y me estaban diciendo que la chispa es también la que prende la mecha de la discordia, de la violencia y la guerra, que el mensaje era ambiguo. ¡Aaalto, ahí no, ahí no hay que soplar!
La canción tenía una especie de caida-puente después de la cuarta estrofa, en “cuando hace frio de nadie me fio”, y ahí me quedé, en el puente, renuncio al estribillo, será que la canción no lo requiere. Y la chispa entonces será la del hombre primitivo buscando el calor, frotando los palitos para establecer la corriente, para comunicarse con sí mismo y con los demás. Esta es la historia de la chispa, que a veces hay que soplar y a veces hay que apagar…"
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La mataré - Loquillo y Los Trogloditas

Poem without words - Anne Clark

Take This Waltz - Leonard Cohen