The Sound of Silence - Simon & Garfunkel


The Sounds of Silence (Los sonidos del silencio, en español), posteriormente The Sound of Silence, es una canción que popularizó en la década de los 60 el dúo estadounidense Simon & Garfunkel.
Fue escrita el 19 de febrero de 1965 por Paul Simon, tras el asesinato de John F. Kennedy el 22 de noviembre del año anterior, como un intento de expresar el sentimiento popular tras el desafortunado suceso. Fue originalmente grabada como una pieza acústica de su primer álbum, Wednesday Morning, 3 A.M., pero posteriormente fue retocada con instrumentos eléctricos, y reeditada como sencillo en septiembre de 1965, el cual llegaría a alcanzar el número uno de las listas americanas el día de Año Nuevo de 1966. Esta versión se incluyó en el álbum Sounds of Silence.
Si bien en el primer álbum aparecía con el nombre The Sounds of Silence, éste sería cambiado por The Sound of Silence a partir de su aparición en el álbum Sound of Silence.
Esta canción formó parte de la banda sonora de las películas El Graduado (1968) y Watchmen (2009), así como en la película Bobby, de Emilio Estévez (2005), que trata sobre las últimas horas del senador Robert F. Kennedy, así como su asesinato en 1967.
The Sound of Silence no es sólo uno de los temas más conocidos de Paul Simon y Art Garfunkel. También es uno de los más versionados, con adaptaciones de The Bachelors, B.B. Seaton y The Gaylads, quienes hicieron una versión reggae, Boudewijn de Groot, Gérard Lenorman, quien la versionó en francés, la islandesa Emilíana Torrini, Nevermore, o Shaw Blades. Ha sido también versionada por la cantante francesa Alizée, que durante sus conciertos la introduce como "una canción muy especial para mí". También hay una versión en español, a cargo del argentino Sergio Denis. También es un tema común de los músicos folclóricos turísticos en Perú. En Chile la melodía es usada en cantos católicos del PadreNuestro. El tema ocupa el puesto centésimo quincuagésimo sexto de la lista de las 500 mejores canciones de todos los tiempos, según la revista Rolling Stone.


Letra:

Hello darkness, my old friend,
I've come to talk with you again,
Because a vision softly creeping,
Left its seeds while I was sleeping,
And the vision that was planted in my brain
Still remains
Within the sound of silence.

In restless dreams I walked alone
Narrow streets of cobblestone,
'Neath the halo of a street lamp,
I turned my collar to the cold and damp
When my eyes were stabbed by the flash of a neon light
That split the night
And touched the sound of silence.

And in the naked light I saw
Ten thousand people, maybe more.
People talking without speaking,
People hearing without listening,
People writing songs that voices never share
And no one dare
Disturb the sound of silence.

"Fools" said I, "You do not know
Silence like a cancer grows.
Hear my words that I might teach you,
Take my arms that I might reach you."
But my words like silent raindrops fell,
And echoed
In the wells of silence

And the people bowed and prayed
To the neon god they made.
And the sign flashed out its warning,
In the words that it was forming.
And the sign said, "The words of the prophets
are written on the subway walls
And tenement halls."
And whisper'd in the sounds of silence.
Hola oscuridad, vieja amiga,
he venido de nuevo a hablar contigo,
porque una visión, arrastrándose suavemente,
dejó sus semillas mientras estaba durmiendo,
y la visión que fue plantada en mi cerebro,
todavía permanece.

Dentro del sonido del silencio,
en agitados sueños, yo caminaba solo
por calles estrechas adoquinadas,
bajo el halo de una farola,
giré el cuello hacia el frío y la humedad,
cuando mis ojos fueron apuñalados
por el fogonazo de una luz de neón,
que abrió la noche ,
y tocó el sonido del silencio.

Y a la luz desnuda vi
a diez mil personas, quizás más,
gente conversando sin hablar,
gente oyendo sin escuchar,
gente escribiendo canciones
que las voces nunca comparten.
Y ninguno se atreve
a perturbar el sonido del silencio.

"Tontos" les dije yo,
"no sabeís que el silencio crece como un cáncer,
escuchad mis palabras que podría enseñaros,
coged mis brazos que podrían alcanzaros,
pero mis palabras caen como silenciosas gotas de lluvia,
e hicieron eco en los huecos/pozos del silencio.

Y la gente se inclinó y rezó,
al Dios de neón que habían construido,
y el letrero emitió su aviso,
con las palabras del que estaba formado,
y el letrero decía:
"Las palabras de los profetas
están escritas en las paredes del metro,
y en los vestibulos de las casas,
y susurradas en los sonidos del silencio".
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La mataré - Loquillo y Los Trogloditas

Poem without words - Anne Clark

Take This Waltz - Leonard Cohen