jueves, 22 de marzo de 2012

Fuerzas de flaqueza - Dani Flaco



Dani nació en el barrio de Bellvitge, en Hospitalet de Llobregat. Es hijo de padre murciano y de madre catalana. Una de sus pasiones desde bien pequeño, a parte de la música, era el fútbol, y jugó en el equipo de su barrio, la Unión Deportiva Unificación Bellvitge, y equipos como el Centre d'Esports L'Hospitalet y el RCD Espanyol se fijaron en él, pero una lesión frustró su carrera deportiva. Y ese percance le hizo centrarse plenamente en la música.

En cuanto a la música se refiere, Dani estudió solfeo a los 10 años de edad, y con 15 años participó con la banda musical de su barrio en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92. Empezó cantando con varias bandas, como Camálics o Moussa, pero en 2002 decidió emprender una carrera en solitario. Grabó varias maquetas, empezó a hacer conciertos por un gran número de bares de Barcelona y sus alrededores, hasta que en 2006, la discográfica Vicious Group le dio la oportunidad de lanzar su primer disco, Salida de Emergencia (2006). Más tarde, en 2008, publicó un nuevo LP, titulado Fuerzas de Flaqueza. Tras estos dos discos, realizó un CD con canciones de estos dos últimos CD, pero cantadas en catalán. Este CD recibía el nombre de xarnego (2008), como se conoce vulgarmente a los catalanes con raíces fuera de Cataluña. Y en 2010 publicó el que es oficialmente su cuarto disco, Secretos de Sumario.


Amigo de los conciertos acústicos, Daniel sigue año tras año organizando conciertos exitosos alrededor de España, y sobre todo, en la periferia de Barcelona.

El mote 'Flaco' viene de cuando era pequeño. Le llamaban 'Dani el Flaco' debido a su delgadez, y cuando empezó su carrera musical en solitario, adaptó ese mote para convertirse en su nombre artístico.
Letra:

Este vuelo regular tirando a mal,
ya no admite turbulencias
ni otro tango que escribí, en Fuencarral
ni negar mi decadencia.
Nunca más cruzar la calle, sin mirar
si el semáforo está en rojo
si es posible no volverme a encontrar
el corazón, en una tienda de despojos.

No me quedan más mejillas que poner
y pasa por mi cabeza preguntar quién me consigue de alquiler, una ilusión y fuerzas de flaqueza.

Agotado de querer y no poder
de morir en el intento
hoy pretendo olvidar que al parecer
si que soy como aparento.
y encontrar el as de picas que guardé
hace años en la manga
mi guitarra pide a gritos bésame
y como no tu desoyes mi demanda.

No me quedan más mejillas que poner
y pasa por mi cabeza preguntar quién me consigue de alquiler, una ilusión y fuerzas de flaqueza.No me quedan más mejillas que poner
y pasa por mi cabeza preguntar quién me consigue de alquiler, una ilusión y fuerzas de flaqueza.




Publicar un comentario

Enlace Google+